Moraira


Moraira es un pequeño pueblo situado entre Jávea y Calpe. Una tranquila localidad de la Marina Alta y uno de los destinos mejor conservados de la Costa Blanca. Originalmente un pequeño pueblo de pescadores con playas doradas y calas de aguas cristalinas, Moraira ha crecido hasta convertirse en un refugio ideal para pasar unas vacaciones perfectas, conservando gran parte de su carácter y ambiente original.

Puedes pasar todas tus vacaciones tumbado en uno de las idílicas playas de arena blanca o en una recóndita cala.

Si la playa no es lo tuyo, Moraira te ofrece una gran variedad de actividades para realizar. Las tiendas y el mercado artesanal ofrecen una excelente opción para adquirir ropas de calidad, regalos y recuerdos. Los más deportistas pueden elegir entre los campos de golf, los clubs de buceo, la escuela de vela y SUP, las motos de agua, parasailing, el club de tenis, la escalada, el senderismo o la hípica. Los pequeños se divertirán en la feria o en el circuito de Karting y los noctámbulos encontrarán lo que buscan en los bares, pubs y discotecas.

La vida en Moraira late alrededor de su magnífico puerto deportivo donde podrás saborear platos de pescado fresco del día en cualquiera de los restaurantes cercanos. La selección de bares y restaurantes es extensa, variada y adaptable a todos los presupuestos y destacan por su exquisita gastronomía.

Moraira tiene un clima mediterráneo, con una suave brisa marina que refresca durante el verano y la protección de las montañas durante el invierno. Esta zona disfruta de una media de 325 días soleados y una temperatura media de 20º.

Disponemos de magníficas casas y apartamentos en primera línea o a pocos minutos de las fantásticas playas de Moraira